#EleNao Un grito de guerra del feminismo contra Bolsonaro y la reacción en Brasil

En vísperas de las elecciones presidenciales en Brasil, las mujeres demostraron, al igual que en Argentina y otros países del mundo, que son una de las principales fuerzas movilizadas para luchar y enfrentar al fascismo que intenta abrirse paso en nuestro continente.

Bajo la consigna de #EleNao (Él no), cientos de miles de mujeres se concentraron y salieron a la calle en más de 60 ciudades en Brasil y en decenas de países para manifestar su rechazo al ex militar Jair Bolsonaro, candidato a la presidencia de Brasil.

Hace ya algunos meses, principalmente a través de las redes sociales, distintos colectivos y grupos de mujeres y disidencias empezaron a manifestarse y a construir diversas campañas e iniciativas para frenar el avance de Bolsonaro, quien actualmente encabeza las encuestas con una intención de voto mayor al 30%.

Bolsonaro y su vice, también militar, representan y concentran el pensamiento más reaccionario de la sociedad brasilera, incluyendo la reivindicación explicita de la última dictadura militar y a sus torturadores. Abiertamente machista y misógino, el aspirante presidencial realizó declaraciones nefastas en relación a las mujeres y a las disidencias. Algunos ejemplos son que legitima la diferenciación salarial entre hombres y mujeres ya que nosotras podemos quedarnos embarazadas,  afirmó que prefiere un hijo muerto antes que homosexual y le dijo a una diputada que no la violaba porque no lo merecía ya que era fea. Sus hijos también aportaron lo suyo, difundiendo imágenes que alentaban a la tortura contra aquellxs que hacen campaña contra su padre. A su vez, Bolsonaro cuenta con el apoyo prácticamente público de la totalidad de las fuerzas represivas.

Estos ejemplos teñidos por un discurso de odio, no solo en relación a las mujeres y disidencias, sino también a los negros, indígenas y al pueblo pobre, encontró ahora un límite puesto justamente por uno de los sectores más golpeados por el ajuste que lleva adelante el gobierno de facto de Temer. Entre los cánticos  del sábado 29 en las calles, con el ritmo de Bella Ciao, se escuchó: “Ô Bolsonaro, fica ligado, olha na rua e você vai dar tchau tchau tchau. Não tem mais jeito. Tá organizado. O feminismo é internacional”.

La canción expresa el sentir de millones de mujeres y disidencias que repudian el avance de este personaje profundamente reaccionario.

Contra el capitalismo y el patriarcado, ¡unidad de las trabajadoras y feministas latinoamericanas!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresá tu comentario
Por favor, ingresá tu nombre aquí