Casino Enjoy descarga la crisis sobre sus trabajadorxs

0
308

Un mal se esparce por toda la Argentina, capaz de destruir nuestras vidas, nuestras familias y nuestro trabajo: se trata de la decisión de las empresas de descargar todo el peso de la crisis sobre las familias trabajadoras. Es lo de siempre, pero agravado en el último tiempo,excusados en la paralización completa de la economía. El gobierno defiende a las empresas, las empresas a su capital; nadie a los trabajadores y trabajadoras.

Esta es la situación de los cerca de 800 trabajadores/as del casino Enjoy y Hotel Huentala a quienes no se les ha depositado su sueldo: hubo despidos, la empresa no da respuestas y el sindicato, de brazos cruzados.

El pasado día 28 de abril se debería haber depositado el sueldo de los y trabajadoras del grupo Celsa SA / Camsen. Pero se encontraron con que sus sueldos no estaban acreditados. Ni un solo peso.

Ante el miedo y la incertidumbre de no saber en que situación se encontraban, apelaron al sindicato que los nuclea (Aleara), el cual sostiene que «no han llegado a un acuerdo salarial y que por eso la empresa no ha depositado el sueldo». Una respuesta absurda por donde se la mire. Además, comunicaron que la empresa no tiene pensado incluirles la propina, la cual hace la diferencia a la hora de cobrar, dado que el casino paga sueldos miserables, muy por debajo de los $40.000 que son necesarios para no estar en la línea de la pobreza.

El 7 de mayo comenzó el pago de algunas sumas de entre $800 y $4.000, es decir, un 10% del salario de cada trabajador/a. La empresa se ha excusado en que el gobierno todavía no les deposita la ayuda económica con que iba a pagar salarios.

Todo esto es una gran burla para los/as laburantes que día a día tienen que soportar amenazas de despidos, horas extras que no se pagan, almuerzos en mal estado, compañeras que no son protegidas de situaciones de acoso por parte de clientes porque «el primero es el cliente» y muchísimas otras vulneraciones de derechos, incluyendo mujeres embarazadas trabajando con herramientas pesadas y jornadas laborales que se extienden hasta las 12 horas diarias.

Por si fuera poco, se suma el despido de mas de 60 trabajadores y trabajadoras del hotel Huentala. En algunos casos se trata de trabajadores/as que llevan varios años trabajando como eventuales.

Los trabajadores de casinos Hyatt y Cóndor están en una situación similar.

Mientras el grupo de empresario han levantado con pala sus ganancias multimillonarias durante años, hoy afirmarn que no hay dinero para pagar salarios. Los días pasan, los platos de comida no se llenan, los alquileres no pueden ser pagados y la situación es cada vez peor.

La solidaridad de todos los sectores, la visibilización de estos abusos y todas la autoorganización de los/as trabajadores/as es fundamental para enfrentar esta situación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresá tu comentario
Por favor, ingresá tu nombre aquí