Nace la Coordinadora Obrera de la Ciudad de Buenos Aires

0
272

Con la referencia de las experiencias vivas de las Coordinadoras Obreras de la Zona Norte y Zona Sur del conurbano bonaerense, el 30 de octubre pasado se realizó la reunión fundacional de la Coordinadora Obrera en la Ciudad de Buenos Aires. Este paso adelante resulta un hecho político de trascendencia para los/as trabajadores/as de la CABA, ya que nos permite estar en mejores condiciones para fortalecer la unidad para luchar por todos nuestros derechos y, a la vez, impulsar organización en cada lugar de trabajo a partir de un modelo sindical democrático, independiente, feminista y de lucha.

Con las necesidades de la clase por delante

En una reunión nutrida de delegadas, delegados y referentes de diversos sectores trabajo y organizaciones políticas de nuestro pueblo trabajador, se acordó poner en pie un espacio de articulación para fortalecer las luchas que se están librando contra los despidos, cierres de fábrica, contra la precarización laboral y la criminalización de la protesta.

Se hizo referencia a distintas luchas que se vienen desarrollando en la zona, tal es el caso de comisión interna de la Línea 60 que vienen sufriendo una ofensiva de la empresa DOTA que, a la vez que quiere cerrar ramales, intenta flexibilizar las condiciones de trabajo y, para ello, apela a la criminalización de la lucha como modo de disciplinar a la combativa comisión interna. Como el laboratorio Craveri que en el intento de despidos la patronal dio un paso más encarcelando a los delegados que intentaban ingresar a su puesto de trabajo ejerciendo el legítimo derecho a huelga. También se hizo referencia a la lucha de las y los trabajadores de la salud de la Ciudad, que viene luchando por el reconocimiento de sus funciones en la nueva carrera administrativa, así como también contra el cierre de 5 hospitales y la reforma regresiva en salud (CUS); la lucha de las y los trabajadores de la educación contra el cierre de profesorados y el intento de modificar los criterios de los actos públicos para traslados de cargos golpeando el orden de mérito establecido en el estatuto docente, entre muchos otros conflictos.

El objetivo principal de la coordinadora es promover la solidaridad de clase y la unidad para luchar con la perspectiva de que cada conflicto se pueda fortalecer con el aporte colectivo y pueda vencer. Entendiendo que que cada triunfo parcial de les trabajadores, en esta etapa de ofensiva patronal y del capital, es sin dudas un triunfo del conjunto de nuestra clase trabajadora.

La coordinación de las luchas por abajo resulta una necesidad ante un contexto tan adverso para quienes vivimos de nuestro trabajo, ya que la “triple alianza antiobrera” conformada entre el Estado, las patronales y la burocracia sindical pretenden descargar todo el peso de la crisis económica y social sobre nuestras espaldas, para seguir garantizando la reproducción del capital y, con ello, su tasa de ganancia.

Este escenario de ofensiva se profundizó con el triunfo electoral de Cambiemos en el 2015 siendo asaltado el Estado por un gobierno de patrones y CEOS. Desde el minuto cero no dudaron en aplicar reformas regresivas contra nuestra clase, promover despidos y cierres de fábricas, deteriorar el poder adquisitivo con brutales tarifazos, inflación descontrolada y acuerdos salariales a la baja;  buscando reprimir y criminalizar la protesta social para disciplinar y debilitar las luchas; vaciar las arcas del Estado mediante la timba financiera y el acuerdo usurero con el FMI para fugar la guita y resguardarla en cuentas offshore.

Pero no entramos derrotados como clase al cambio de gobierno en el 2015 y, a pesar de la ofensiva, se pudieron librar heroicas luchas que hicieron retroceder sobre sus propios pasos al gobierno nacional, gobiernos provinciales y patronales. Tanto en la jornadas de diciembre de 2017 contra la reforma previsional  y laboral, donde empezamos a dar comienzo al fin del gobierno de Macri, como la lucha de las y los docente a lo largo y ancho del país, la ocupación de fábricas que se cerraban y la puesta en marcha bajo gestión obrera, las enormes movilizaciones a nivel nacional de los movimientos de trabajadores desocupados y movimientos sociales, y la gigantesca lucha del movimiento feminista, etc, nos demostraron que la clase obrera no está derrotada y mucho menos se entrega, y que la unidad para luchar es el método que tenemos las y los trabajadoras para defender y conquistar todos nuestros derechos.

Las Coordinadoras Obreras: una apuesta estratégica para nuestra clase

Porque apostamos a la unidad de la clase, a la independencia política de las patronales y las burocracias, porque confiamos en la democracia de base y en la lucha como forma de defender y conquistar todo lo que nos corresponde, desde Venceremos Partido de Trabajadorxs nos sumamos con entusiasmo a construir y potenciar la Coordinadora Obrera de la CABA.  Tarea que venimos desempeñando con mucho compromiso en las Coordinadoras de la Zona Norte y Zona Sur del conurbano bonaerense, entendiendo a la coordinación de las luchas como una necesidad y también como una apuesta estratégica para que cada vez más trabajadoras y trabajadores realicemos experiencias de organización y politización para poder tomar el destino en nuestras manos y terminar con este sistema de opresion y explotacion.

Se abre una nueva coyuntura política en nuestro país después del 11 de diciembre cuando asuma el gobierno del Frente de Todos y se haga cargo de la situación crítica que le deja el gobierno de Macri. En ese contexto, que se  fortalezcan las coordinadoras obreras seria de mucha relevancia para afrontar en mejores condiciones la defensa de nuestras condiciones de trabajo y de vida. El desafío que nos espera es el de multiplicar la organización, la solidaridad y las luchas para ganar las calles contra el FMI y su plan de saqueo, muerte y miseria para nuestro país y Nuestra América. Y en ese camino, lograr que las prioridades del próximo gobierno sean las que impongamos las y los trabajadores desde abajo y a través de nuestras herramientas políticas y sindicales, convencidos/as de que nacimos para vencer y no para ser vencidos/as.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresá tu comentario
Por favor, ingresá tu nombre aquí