Entrevista desde Cataluña: Por el derecho de autodeterminación

0
287

Compartimos entrevista realizada a Mark Aureli, militante de la Organización Trinchera en Tarragona, Catalunya, para analizar de conjunto los últimos sucesos políticos y movilizaciones de masas.

El 14 de octubre, el Tribunal Supremo de Justicia del Estado Español dictó sentencia de 13 años de prisión contra Oriol Juqueras (ex vicepresident de la Generalitat de Catalunya) y contra otrxs ocho dirigentes cuyas penas de prisión van de 9 a 11 años, acusadxs del delito de sedición por haber llevado a cabo el referéndum de independencia en octubre de 2017.

Venceremos – Partido de Trabajadorxs: ¿Cuál es el significado político de esta sentencia? ¿Por qué se apresuró el actual presidente, Pedro Sánchez (Partido Socialista), en anunciar que no habría indulto para lxs condenadxs?

Mark Aureli: Primero de todo, enviar un caluroso saludo a todxs los militantes y simpatizantes de Venceremos-Partido de Trabajadorxs y dar las gracias por este espacio para contar la actualidad de los últimos sucesos acontecidos en Catalunya. Y, como no podía ser de otra manera, desde el corazón del imperialismo europeo, un abrazo revolucionario al pueblo chileno.

La sentencia del Tribunal de Justicia no viene más que a reafirmar una cuestión esencial, y es la imposibilidad de llevar a cabo un proceso de independencia y ni tan solo de autodeterminación en los términos en que se ha estado planteando el “proceso catalán”. La sentencia contra los dirigentes de los principales partidos políticos catalanes, líderes sociales y la presidenta del parlamento confirma que el Estado Español, como todo estado capitalista, defenderá su papel de estructura de dominación también en el aspecto territorial, llegando a castigar con años de cárcel a representantes de la burguesía catalana que subestimaron ese aspecto esencial. Esta sentencia viene a representar un salto más en el avance represivo y judicial contra las libertades democráticas, detrás del cual cierran filas el conjunto de partidos mayoritarios en el Estado Español (PSOE, PP, Ciudadanos y PODEMOS). Pedro Sánchez ha sido el representante preferido por Bruselas para llevar a cabo el restablecimiento de la paz territorial y, sobre todo, para encarar el escenario de crisis y recortes durísimos que se avecinan los próximos meses y años. El escenario electoral también ha sido clave para entender que ahora mismo y como viene sucediendo, la cuestión catalana es el principal elemento movilizador para los partidos políticos españoles, y también está siendo clave en la negativa de Pedro Sánchez a establecer un diálogo con el presidente catalán, Quim Torra.

V-PT: La respuesta a la sentencia en Catalunya se expresó en masivas movilizaciones con altos niveles de combatividad ¿Cómo fueron estas jornadas? ¿Qué sectores de clase se movilizaron? ¿Hay distintas visiones dentro de lxs independentistas respecto de cómo actuar?

M.A.: La respuesta popular ha sido masiva y variada. Si bien el primer día, al saberse la sentencia, la principal acción a nivel nacional fue la ocupación del Aeropuerto de Barcelona, que tuvo que cancelar cientos de vuelos y que fue desalojado de forma violenta después de más de 12 horas de resistencia popular, hubo dos respuestas mayoritarias. La primera, lanzada desde las plataformas civiles que llevan años liderando el proceso catalán desde una visión pacífica y de sometimiento a los partidos tradicionales, fueron diversas marchas de tres días a pie desde diferentes puntos del territorio catalán hacia Barcelona, para llegar a la capital catalana para el viernes 18, día en el que se convocó una Huelga General. Por otra parte, desde el segundo día, los cortes de carretera, autovía y los episodios de enfrentamiento con la policía se sucedieron durante seis días sin interrupción. Sin una dirección clara, llamados por diversas organizaciones juveniles de la Izquierda Independentista y por sectores radicales, multitud de jóvenes se echaron a las calles y se enfrentaron a la policía, tanto la Policía Nacional como los Mossos de Escuadra, la policía autonómica catalana. Sin lugar a duda, han sido las jornadas más tensas que se han vivido en Catalunya desde los últimos episodios del franquismo. Es clave decir que desde el primer momento esta respuesta desbordó tanto la capacidad policíaca, que tuvo que enviar de forma improvisada más efectivos del resto del Estado Español como también a los partidos políticos catalanes con políticos presos, que condenaron la autodefensa popular del primer episodio e intentaron sin lograrlo parar la rabia popular por la sentencia y por la dureza represiva de lo que se estaba viviendo.

V-PT: ¿Cuál es el balance de la situación represiva? ¿Hay una lectura crítica respecto del rol de los Mossos d’ Esquadra que durante el referéndum de 2017 fueron presentados por varixs como aliadxs frente a la política represiva de la Guardia Nacional?

M.A.: El balance represivo al día de hoy, cuando las marchas y las asambleas siguen pero parece que ha pasado el momento de más tensión, es de 194 personas detenidas, de las cuales 28 han pasado directamente a prisión preventiva, 600 personas heridas, de las cuales 104 siguen hospitalizadas, 5 han perdido un ojo y se teme por la vida de 2 personas con traumatismo craneoencefálicos. La respuesta policial ha sido desproporcionada y de un nivel de violencia muy grande, claramente en búsqueda de apagar la respuesta popular. Todo eso con la total conformidad de todos los partidos políticos, incluso aquellos que se dicen independentistas como ERC, que tienen a políticos presos y que no han dudado en criminalizar a los jóvenes que se han enfrentado a la policía y las bandas fascistas que se han manifestado y apaleado a antifascistas con total impunidad. El rol de los Mosos d’Esquadra ha sido el de siempre, fuerzas de ocupación que fueron creadas en 1714 para acabar con las partidas guerrilleras que se oponían a la ocupación borbónica de Catalunya y que tienen en su historial represivo torturas, asesinatos y demás barbaridades de cualquier cuerpo policial. Para hacernos una idea, esta policía autonómica ha sido entrenada por las fuerzas del Mossad Israelí, y si bien en Catalunya tienen una cierta propaganda a raíz de la concesión de sus responsabilidades al gobierno catalán, siempre han estado al servicio de los mandatos de Madrid y en defensa del capital. Y solo como dato aclarador, el 1 de octubre de 2017, día del referéndum catalán, aun y sin protagonizar los episodios de violencia clausuraron más urnas de votación incluso que la Policía Nacional Española.

V-PT: ¿Qué sectores convocaron a la huelga general del 18 de octubre? ¿Cuál fue el principal reclamo?

M.A.: La Huelga General fue seguida de forma masiva en la totalidad del país, coincidiendo con la llegada de las marchas desde todos los territorios a Barcelona y significó el punto álgido también en los enfrentamientos entre grandes grupos de jóvenes y los distintos cuerpos policiales. En varios puntos del territorio se incendiaron edificios gubernamentales y el centro de Barcelona se convirtió en un campo de batalla. La Huelga y la respuesta popular fue mucho más allá de la reivindicación de la amnistía por los presos de la sentencia, sino también fue un clamor contra la represión policial, por la dimisión de los responsables políticos de esta y contra la vuelta a una normalidad “democrática” que cada vez más ven muy alejada de la institucionalizad inoperante de los respectivos gobiernos, tanto el catalán como el Español.

V-PT: ¿Qué balance y tareas políticas propone la Organización Trinchera?

M.A.: Desde la Organización Trinchera nos hemos posicionado, como no puede ser de otra forma, en solidaridad a los presos políticos, al lado de todas las personas que han sufrido la represión y a favor de la autodefensa y la autoorganización popular. Pero también tenemos que ser muy críticos con las posibilidades que tiene el actual movimiento de llevarnos a un escenario en que la clase obrera se vea mejor posicionada en su batalla contras las burguesías que la explotan, en ese caso la española y la catalana. Hace años venimos advirtiendo que la transversalidad del movimiento independentista es un freno total a las aspiraciones legítimas del pueblo catalán a autodeterminarse. En el actual contexto en que nos encontramos, en plena fase imperialista de centralización y a las puertas de una nueva fase de crisis capitalista, solo una propuesta política con una línea estratégica que se plantee la toma del poder por la clase trabajadora y el establecimiento del socialismo podrá llevar a cabo un proceso de autodeterminación.

Para que estas jornadas no hayan quedado en vano y que las diferentes facciones burguesas cierren por arriba lo que el pueblo está levantando con sudor y sangre desde abajo, es necesario seguir fortaleciendo la autoorganización obrera y barrial, lejos de los partidos institucionales y del nacionalismo, por más de izquierda que se disfrace. Que ningún proyecto revolucionario se pliegue detrás de una opción burguesa.

¡Por el socialismo, por la autodeterminación de los pueblos y por la solidaridad internacionalista, Hasta la victoria siempre!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresá tu comentario
Por favor, ingresá tu nombre aquí