Entrevista a Carlos “Vasco” Orzaocoa, compañero de Venceremos y de Poder Popular, abogado de DDHH y militante del PRT durante los ´70.

A Vencer ¿Cómo se ha desarrollado la construcción de Poder Popular en Córdoba?

Vasco Orzaocoa: Tenemos mucha expectativa por el lanzamiento de esta herramienta que es Poder Popular para el día 9 de noviembre. En realidad, venimos trabajando en el diseño de esta alternativa política desde hace varios meses con las y los compañeros de Marabunta, compañeros y compañeras independientes, algunos y algunas referentes importantes para la ciudad de Córdoba y activismo de ciudades del interior de la provincia. Han sido más de dos meses de debate intenso, de reuniones todas las semanas, con un clima de mucha fraternidad, mucha participación y también de mucho entusiasmo por lograr de forma unitaria un programa antiimperialista, anticapitalista, feminista y socialista.

 A.V.:¿Cúal es el contexto político y social en el que tiene lugar el lanzamiento?

V.O.: Se da en el marco de una situación política y social, argentina y mundial muy compleja. Esto ha estado muy presente en todos nuestros debates. Estamos asistiendo históricamente a una inédita situación de descomposición mundial del sistema capitalista y a una derechización del continente latinoamericano, en Argentina y también en Córdoba.

De hecho Schiaretti ha sido uno de los garantes de la gobernabilidad para el macrismo, como expresión del peronismo dialoguista. No sólo le ha votado todos los proyectos en ambas Cámaras sino que ofició de nexo con otros sectores del peronismo. Unión por Córdoba gobierna hace 20 años la provincia y desde el 83 al 98 lo había hecho la UCR. En estos años de gobiernos peronistas y radicales hemos vivido un proceso muy fuerte de desindustrialización de la provincia con una abrumadora pérdida de puestos de trabajo, a la vez que se ha ponderado el desarrollo de enclaves productivos que benefician los negocios agrarios

A.V.:¿Cuál es la situación social de la provincia?

V.O.: El modelo económico que comentaba antes tiene sus repercusiones sociales concretas. Con el sistema de siembra directa y de fumigación con agrotóxicos han generado una expulsión de la población rural hacia las ciudades, aumentando la población de las villas miserias (existen más de 200 asentamientos precarios en nuestra provincia).

Como parte del mismo proceso, se ha generado un incremento considerable del precio de la tierra que ha impactado en el aumento del precio de las viviendas y de los alquileres. El resultado general es que tenemos más del 30% de la población por debajo de la línea de la pobreza, un 10% de desocupación y más de la mitad de las y los niños y adolescentes son pobres. Además hemos sido la provincia con mayor tasa de femicidios de todo el país, la mayoría de ellos perpetrados por integrantes de las fuerzas represivas. Los casos de gatillo fácil son moneda corriente en la provincia. Por otra parte, las posibilidades de mejora social para la juventud son prácticamente nulas.

A.V.: ¿Cuál es la perspectiva que en ese marco tendrá poder Popular?

 V.O.: Sintetizando, el marco en el que se da el lanzamiento de PP nos determina la imperiosa necesidad de construir una herramienta anticapitalista que pueda aglutinar a las organizaciones populares y a todo el activismo surgido en el último tiempo. Existe un fuerte activismo estudiantil y juvenil que tuvo su máxima expresión en la toma del Pabellón Argentina en la Universidad Nacional de Córdoba. Sectores del movimiento obrero han dado luchas importantes en la provincia como fueron las trolebuseras, las y los trabajadores de Luz y Fuerza y los y las docentes, sólo por nombrar algunos. Todos estos sectores pensamos que pueden ser interpelados por nuestras propuestas.

También las luchas ambientales que están en todo el territorio provincial en defensa de la vida, del agua, de los arroyos, contra los grandes emprendimientos inmobiliarios como la instalación de countries alrededor de los lagos, en contra de la minería a gran escala que se intenta instalar, y sobre todo contra el modelo agropecuario que fumiga poblaciones enteras afectando severamente la salud de sus pobladores y pobladoras. También en la lucha antirrepresiva se ha desarrollado todo un importante activismo a raíz del embate provocado por la derechización y por la criminalización de la protesta popular, como se puso de manifiesto en la judicialización de la ocupación del Pabellón Argentina, en la intensificación de los casos de gatillo fácil y en el enorme despliegue de fuerzas provinciales, a las que se ha sumado la gendarmería, principalmente en la Ciudad.

Y como en todo el país, el movimiento más grande es el de mujeres en la lucha por la legalización del aborto y por el desmantelamiento de las redes de trata. En Córdoba todos los meses tenemos alguna desaparecida. Venimos acompañando el caso emblemático de Yamila Cuello, desaparecida hace nueve años, pero también en los últimos meces los cinco casos en Traslasierra.

El problema de todas estas luchas es que están fragmentadas y que no hay unidad. La herramienta, la alternativa que estamos construyendo tiende a lograr unidad, síntesis, coordinación, impulso a todas estas luchas. Es un una propuesta que la ponemos a disposición de todo este activismo para que con este programa le den el tamaño que estas luchas necesitan. Necesitamos quebrar este plan de las clases dominantes, este plan de los partidos patronales, de Macri, de los gobernadores y del FMI. Lo que estamos construyendo en Poder Popular va a potenciar la lucha y va a potenciar la direccionalidad política claramente opuesta a los planes de la burguesía argentina y de la burguesía internacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresá tu comentario
Por favor, ingresá tu nombre aquí