Hace 44 años caía en combate enfrentando a la dictadura de Pinochet, Miguel Enríquez secretario general del MIR.

Fue uno de los fundadores en 1965 del Movimiento de Izquierda Revolucionaria de Chile y su historia está íntimamente ligada al desarrollo de esta organización, que supo plantear un proyecto revolucionario para Chile, frente a la izquierda reformista hegemonizada por el PC y el PS. Bajo el influjo de la Revolución Cubana, la desorientación que generaba la coexistencia pacífica promovida por la URSS y la adaptación que sufrieron los principales partidos de izquierda en Chile, Miguel fue parte de una generación, junto a Bautista Van Schouwen y Luciano Cruz, que se propuso poner en pie una alternativa revolucionaria frente a la vía pacífica al socialismo.

En el marco del gobierno de la Unidad Popular, que colocó a Salvador Allende en la presidencia en 1970, Miguel y el MIR se plantaron desde un apoyo crítico al gobierno, defendiendo la independencia política de su proyecto. Buscaron de esta manera, construir una fuerza social revolucionaria propia, que permitiese generar las condiciones para, en el marco de la confrontación de clases, generar una nueva situación política para superar al reformismo y trazar el horizonte del socialismo.

Dirigente lúcido, entregado de lleno a la causa de lxs oprimidxs y expllotadxs. Supo conducir y desarrollar una fuerza política con profunda vocación revolucionaria. Una de sus frases más famosas dice: “Si no soy de constitución valiente, me haré valiente por la vía racional”.

Reivindicando su lucha y sus aspiraciones, recordamos a Miguel, y a todos los compañeros y compañeras que supieron mantenerse firmes frente a los atajos y vacilaciones, teniendo claridad de que las clases dominantes nunca entregaran sus privilegios y estarán dispuestas a reprimir y asesinar al pueblo para preservar su condición de poder.

Hoy más que nunca necesitamos que la juventud se multiplique en el ejemplo de Miguel, para que las luchas de hoy recuperen lo mejor de las luchas pasadas, y continuemos en la senda revolucionaria. Como supo decir una vez frente a momentos cruciales:

el pueblo debe prepararse para resistir, debe prepararse para luchar, debe prepararse para vencer.
Trabajadores de Chile: ¡ADELANTE CON TODAS LAS FUERZAS! ¡ADELANTE CON TODAS LAS FUERZAS DE LA HISTORIA!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresá tu comentario
Por favor, ingresá tu nombre aquí