Dos días seguidos de movilizaciones y cortes, en el marco de un paro nacional que debería haber sido convocado meses atrás, pusieron de manifiesto que el salvaje ajuste del Gobierno y el FMI va a encontrar en las calles un movimiento obrero y popular en condiciones de darle batalla. Como Venceremos en Poder Popular estuvimos presentes en las acciones que se llevaron adelante en distintos puntos del país, movilizándonos a los diversos actos que tuvieron lugar en cada ciudad en la que intervenimos el día 24 y haciendo activo el paro del 25.

La masiva concentración que tuvo entre sus principales convocantes a los sectores díscolos de la dirección de la CGT nucleados en el movimiento 21F (con Palazzo y Pablo Moyano a la cabeza) cuyo epicentro fue la Plaza de Mayo convocó a un amplio sector del movimiento obrero ocupado y desocupado, que desde muy temprano ocupó las calles de la ciudad de Buenos Aires y sus accesos. Sin lugar a dudas, la presencia de los movimientos sociales fue uno de los puntos destacados. Con una impactante columna desde Puente Pueyrredón, lograron cruzar hacia la capital luego de que las fuerzas de seguridad repriman y bloqueen la subida durante buena parte de la mañana. El Frente de Organizaciones en Lucha fue una de las principales organizaciones de este sector, que desde hace semanas, viene movilizándose junto al triunvirato piquetero logrando poner en agenda los reclamos de los sectores más postergados de nuestro pueblo.

Como parte de Poder Popular, participamos de la jornada en el marco de la columna del Plenario Sindical Combativo, llegando hasta la plaza para formar parte del acto central y luego realizando un acto con las distintas organizaciones de izquierda en el Obelisco.
En el mismo sentido fue nuestra intervención en Córdoba, donde este espacio se ha constituido recientemente y logró ser un marco de coordinación importante para una jornada donde lo que se priorizó fue la unidad para derrotar el ajuste. La columna del Plenario confluyó en Patio Olmos junto con los movimientos sociales que estaban desarrollando una jornada de ollas populares en el lugar. De la movilización participaron la CTA de los Trabajadores, la CTA-A, ATE, parte de la CGT Rodríguez Peña (Surbac y Luz y Fuerza) y SUEOM.

Hacer activo el paro
Lejos de la propuesta dominguera a la que la conducción de la CGT tiene acostumbrado al conjunto de lxs trabjadorxs, este paro, que nuevamente fue arrancado por el descontento popular, tuvo expresiones activas concretas desde algunos de los sectores combativos del movimiento obrero y de las organizaciones de izquierda.

Desde bien temprano, distintas rutas y arterias centrales de los principales puntos de nuestro país fueron cortados. En Mar del Plata, por ejemplo, fuimos participes como Poder Popular del corte en la ruta 88 camino a la principal fábrica Textil de la Ciudad, Textilana. En Rosario, junto al FOL, la CCC y Barrios de Pie, cortamos Circunvalación y Presidente Perón, como parte del bloqueo a los diversos accesos de la ciudad que tuvieron lugar durante la jornada.

Como Poder Popular también estuvimos presente en los cortes realizados en la ciudad de Bahía Blanca junto a centros de estudiantes y activistas independientes, así como también de la marcha local del 24.

En Mendoza, primero acompañamos el corte del nudo vial junto al FOL, el Frente Popular Darío Santillán, la CCC y Barrios de Pie, para luego movilizar junto a miles de personas a la Casa de Gobierno. Como viene caracterizando cada lucha, el SUTE cumplió un rol fundamental, y hubo una participación importante de organizaciones estudiantiles y políticas. Un saldo de la jornada a destacar es que gracias a la movilización se logró frenar el nuevo código contravencional que la legislatura quería aprobar en el día de hoy.

Neuquén también tuvo una intensa actividad el 25. Partiendo desde Zanon hacia el centro de la ciudad, integramos junto a las organizaciones de izquierda de la provincia y algunos movimientos sociales, como el FOL, el acto que se realizó en la puerta de la gobernación. Mientras tanto, el kirchnerismo y sindicatos afines realizaron un acto en el monumento a San Martín, evitando confrontar con las autoridades locales del MPN.

Nos hicimos presentes también en los cortes a los distintos accesos a la Capital Federal y en La Plata.En esta última, tras un día de intensa agitación en el centro de la ciudad, fuimos parte, desde Poder Popular del corte encabezado por lxs trabajadores de Astillero Río Santiago en la subida de la Autopista La Plata – Buenos Aires. Respecto a los accesos, y pese al enorme despliegue de fuerzas represivas que hizo Patricia Bullrich, se logró cortar el Puente Pueyrredón, donde estuvimos junto a diversos sindicatos y organizaciones políticas. También formamos parte del corte al acceso oeste, frente al Hospital Posadas, lugar castigado -como todo el sistema de salud- por las políticas de este gobierno. Por último y bajo el lema “Ollas si, Hambre no”, en Panamericana a la altura de Henry Ford, fuimos parte de un acto que volvió a reunir al activismo obrero y social de la zona norte, desde la combativa línea 60, pasando por las seccionales del Suteba recuperadas de Tigre y Escobar, así como también activistas de fabricas emblemáticas de la región, como Mondelez, Metalsa o Frigorífico Rioplatense. También fueron de la partida las organizaciones sociales, que vienen dando pelea a brazo partido entre aquellos sectores de nuestra clase que más sufren los efectos de la crisis, como la CTEP, CCC, Barrios de Pie, FOL, FOB, y demás nucleamientos. El clima que se podía respirar en el acto, entre orador y oradora que iban saludando a la concurrencia, era que la jornada de hoy abría un nuevo cauce de coordinación, para tomar en nuestras manos la resistencia frente al atropello de cambiemos, y sin esperar hasta 2019 luchar hasta que se vayan.

Luchemos para que se vaya Macri
En el transcurso de la jornada de hoy se conoció la renuncia del Ministro Caputo, a pedido directo del FMI con quién Macri en persona estaba entrevistándose en New York. Está claro que la crisis del gobierno no deja de crecer y que los sectores concentrados del poder buscarán que seamos lxs trabajadorxs quienes la paguemos.
Las dos jornadas de lucha de estos días son las primeras de un calendario que de acá a diciembre no va a dejar de calentarse. En pocas semanas tendrá tratamiento el presupuesto 2019 que solo trae miseria para el conjunto del pueblo y lxs trabajadorxs, por eso debemos estar nuevamente en las calles para frenarlo, tal como lo hicimos ante la Reforma Previsional a fines del pasado año. No hay tiempo para 2019, es aquí y ahora el momento para derrotar a esta gobierno.

¡Que la huelga general de este 25 sea el puntapié
de un plan de lucha de mayor alcance!

¡Fuera Macri y el FMI!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresá tu comentario
Por favor, ingresá tu nombre aquí