En las últimas semanas viene acrecentándose un movimiento de la comunidad educativa a nivel nacional, que tuvo como puntapié inicial el conflicto paritario universitario y la pelea por el presupuesto universitario. Docentes, no docentes y lxs estudiantes vienen dando una lucha clave en defensa de la educación pública, ejemplo de resistencia ante los planes de ajuste del gobierno digitados por el FMI.

La mísera propuesta de un aumento del 15% para lxs docentes universitarios y la reducción de $4000 millones en infraestructura para las universidades este año fueron motivos suficientes, para el no inicio del segundo cuatrimestre. El conflicto fue apropiado por la totalidad de la comunidad educativa como muestran los ejemplos que se dieron en las universidades del conurbano – como los abrazos simbólicos en la UNQUI y la UNAJ- y el estudiantado a nivel nacional comenzó a acompañar con toda su fuerza.

Así, en estas semanas, se realizaron tomas, clases públicas, cortes de ruta, movilizaciones en las Universidades Nacionales de Cuyo, de La Pampa, Río Negro, San Luis, Entre Ríos, Chubut, Córdoba, Rosario, Mar del Plata, Quilmes, la Arturo Jauretche, y diversas facultades de la Universidad de Buenos Aires, culminando el jueves 30 de agosto en una gran jornada de movilización en todo el país en donde cientos de miles coparon las calles en defensa de la educación púbica. En un marco de profundización de la crisis económica, política y social del país, es claro que el pretendido desguace de la educación pública es una orden directa del FMI y parte del plan de ajuste del gobierno, que pretende reducir el déficit fiscal recortando nuestros derechos. Por eso el desenlace de esta lucha cobra centralidad en la situación general, si logramos forjar una resistencia a la altura de las circunstancias, que logre ponerle un freno al gobierno y sirva de ejemplo para los próximos conflictos y derechos que lxs laburantes deberemos defender.

En este sentido, el rol del movimiento estudiantil como dinamizador de la lucha a nivel nacional y como impulsor de su máxima masividad, no puede ser soslayado. Por lo cual se impone la necesidad de profundizar la organización desde las bases en los distintos espacios de estudio y fundamentalmente fortalecer la coordinación entre los distintos actores de la comunidad educativa. Un paso importante en este marco serán las próximas asambleas Interestudiantiles que se realizaran en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, como así también impulsar asambleas educativas distritales para darle continuidad al plan de lucha en curso.

En este marco sostener las diversas medidas de lucha, fomentando la mayor participación del estudiantado, involucrando e interpelando a amplios sectores de la sociedad que están dispuestos a defender la educación pública, se vuelve central para no ceder ante un gobierno que, en plena crisis, pretende ir a fondo en su plan de ajuste.

Asimismo, fortalecer nuestras herramientas gremiales como espacios democráticos, de activa participación y fundamentalmente de independencia política es una tarea de primer orden para el movimiento estudiantil que se está poniendo de pie. En este sentido, septiembre será el mes de elecciones de centros de estudiantes en distintas facultades de la UBA y de la UNQUI, donde tendremos que defender las conducciones que han estado al servició de la organización y la lucha, y recuperar aquellos espacios dirigidos por quienes nos invitan al inmovilismo y pretenden que nuestros centros de estudiantes no sean más que expendedoras de servicios.

Con el ejemplo de aquellxs jóvenes que el 16 de Septiembre de 1976 dejaron su vida en la defensa de la educación pública y de un proyecto de transformación social radical y con la certeza de que los lápices siguen escribiendo en esta rebelión educativa que se gesta al calor de la lucha contra el ajuste brutal del macrismo, tenemos el desafío por delante de profundizar nuestras acciones de lucha y organización para que no haya lugar a dudas: la educación del pueblo no

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresá tu comentario
Por favor, ingresá tu nombre aquí