Por Suyai Lutz, referente de Poder Popular e integrante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito

El movimiento de mujeres y disidencias se organiza para una gran jornada histórica, en la cual la ofensiva del arco anti-derechos, promovida por la iglesia católica, otros cultos y las organizaciones políticas de derecha, intentan presentar una votación cerrada en contra de la legalización del aborto. Con todas las fuerzas apostamos a la lucha política en las calles, para que hagamos historia.

Sectores antiderechos, como la iglesia católica , las evangélicas y los medios hegemónicos como La Nación, intentan presentar la votación de mañana en Senadores como una derrota anticipada. El escenario coyuntural de 37 a 32 votos desfavorable a nuestro proyecto, es utilizado como forma de desmoralizar a esta gigantesca ola verde y violeta, que viene creciendo en todo el país. Sin embargo, más allá del enorme despliegue mediático, la movilización principal del 4 de agosto en Obelisco impulsada por estos sectores no reunió ni un cuarto de lo que fue el 13J y todo indica que este #8A la marea verde llegará a duplicarse hasta ser millones. Eso expresa una primera conclusión: la lucha por el aborto legal conquistó una mayoría social que se evidencia en la innumerable cantidad de pañuelos verdes que contrastan con los poquisimos celestes que se pueden encontrar. La agenda reaccionaria de la Iglesia  y los sectores anti-derechos en general, quedó en evidencia ante amplios sectores de nuestro pueblo.

Bloques…recalculando

A horas del comienzo del #8A, como ocurrió en Diputados, también vuelve a quedar de manifiesto la crisis que atraviesa a los partidos tradicionales en relación a como reacomodarse ante el ascenso imparable de mujeres y disidencias. Mientras 9 senadores de la UCR votarán en contra, la Franja Morada hace una campaña presentándose como el ala progresista del partido, incluso con protestas frente a las sedes partidarias. La otra sorpresa surgió en la huestes del FpV que hacía gala de garantizar la totalidad de los votos a favor y una de sus integrantes se dio vuelta con argumentos profundamente reaccionarios como que “las pobres no abortan” sin que hubiera reacción de parte del resto del bloque.

Es necesario que aquellas organizaciones y fuerzas que dicen estar a favor de este derecho desplieguen toda su energía y militancia para garantizar este objetivo. De lo contrario, bajo el argumento de “la libertad de conciencia en el voto de cada legislador/a”, serán cómplices de mantener el aborto clandestino en nuestro país.

Proyecto Córdoba

Ante el escenario de 37 votos en contra y 32 a favor, entendemos que sólo redoblar la movilización en las calles podrá revertir el escenario como viene demostrando la experiencia. Pero, en ese contexto, vuelve a plantearse introducir las modificaciones del llamado “proyecto córdoba” para modificar la correlación de fuerza. A pesar de sus limitaciones, de aprobarse, significaría igualmente un paso histórico para sacar a las mujeres y personas gestantes de la clandestinidad. Somos consciente, a su vez, que cualquier resultado que arroje la votación de todos modos dejará planteada la continuidad de la movilización y organización popular. La pelea por la reglamentación y la implementación serán un nuevo capítulo de esta pelea en caso que se apruebe la ley de IVE con o sin modificaciones.

Una lucha unitaria, federal e internacional

Nada de este recorrido habría sido posible sin la experiencia de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito que ya lleva 13 años construyendo un espacio amplio y unitario, tejiendo redes por abajo, logrando empalmar las viejas con las nuevas generaciones.
La campaña logró articular una pelea que alcanzó a la totalidad de las provincias del país, movilizando cientos de miles en pañuelazos y actividades, y llegando incluso a 40 manifestaciones en distintos países frente a las embajadas y consulados argentinos el día del tratamiento del Senado. Es un camino y una experiencia cuyas lecciones debemos recoger el conjunto del movimiento popular.

Vamos por todo:

Con esa fuerza, con toda esa militancia imparable nos preparamos este #8A para hacer historia y dar vuelta las cosas. No nos paralizan las maniobras ni los ataques de la Iglesia y la derecha porque esta pelea ya la ganamos en las calles.

Mañana #SeamosMillones y #QueSeaLey

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresá tu comentario
Por favor, ingresá tu nombre aquí