El Gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo (UCR-Frente Cambia Mendoza), con su destacado lugar en la agenda nacional, habló sobre reforma laboral y manifestó propuestas patronales en relación a los convenios colectivos de trabajo. A su vez, el gobierno busca dar nuevos ataques al SUTE con el fallo de la Suprema Corte de Justicia que declara la constitucionalidad del ítem aula y el intento de intervención de las Juntas Calificadoras y de Disciplina.

El gobierno de los CEOs

En las últimas semanas, la agenda nacional de Cambiemos estuvo impregnada de ataques directos a la clase trabajadora. Expresión de esto fue el acuerdo del gobierno de Mauricio Macri con el FMI. El gobierno de los CEOs quiso restarle peso al asunto tras argumentos expuestos por el Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, del tipo “se trata de financiamiento preventivo”; “estamos ante un FMI distinto al de hace 20 años”. Sin embargo, a nosotros/as no nos engañan: históricamente, los acuerdos que se llevan adelante con tal organismo vienen acompañados de miseria para el pueblo.

A su vez, en el Congreso se presentaron desde el oficialismo tres proyectos de ley para dar comienzo a la reforma laboral que busca avanzar sobre los derechos conquistados por los y las trabajadoras. Entre los puntos centrales de los tres proyectos de ley se encuentran: que en el cálculo de las indemnizaciones por despido no se incluya el aguinaldo, premios o compensaciones; un plan de blanqueo laboral que exime a los empresarios de pagos de multa; la creación de un fondo de cese por despido sin causa utilizado para indemnización; promover trabajo joven que permita trabajo flexibilizado y precarizado. La encaminada reforma laboral muestra a las claras su carácter antipopular y su búsqueda de ir en detrimento de los derechos conquistados a lo largo de años por el conjunto de los y las trabajadoras.

La reforma que propone Cornejo

En este panorama nacional, el gobernador de nuestra provincia, Alfredo Cornejo, ocupa un destacado lugar. Desde su asunción como presidente de la UCR, su política ha estado dirigida a volcar sus esfuerzos por ser un actor de relevancia en el armado nacional de “Cambiemos”. En las últimas semanas se convocó al gobernador a ser parte de la mesa de decisiones políticas (o “mesa chica”) del gobierno nacional, compuesta hasta el momento por María Eugenia Vidal, Marcos Peña y Rodríguez Larreta. Esto se dio a partir del anuncio de la ampliación de la mesa chica, producto de la crisis que dejó golpeado al gobierno nacional por el acuerdo con el FMI y el descarrilado aumento del dólar. La propuesta de su integración no es casual, sino que viene acompañada del impulso que viene dando Alfredo Cornejo a la agenda del ajuste y la represión nacional. Sin embargo, bajo el argumento de priorizar la gestión provincial, el gobernador rechazó la propuesta, y en su lugar, él mismo promovió a Ernesto Sanz (ex presidente de la UCR y ex senador nacional). De esta manera garantiza la presencia de un aliado en la mesa chica nacional de decisiones políticas.

Por otro lado, en consonancia con Mauricio Macri y su puesta en marcha de la reforma laboral, el gobernador, se refirió a los convenios colectivos de trabajo. Sobre el asunto, expresó “nos gustaría que la Reforma Laboral nacional contemplara, y voy a hacer una propuesta en ese sentido, que los convenios colectivos de trabajo no se negocien nacionalmente en cada rama de la actividad, sino que se haga a nivel regional” y a su vez agregó que “hay que hablarle a los trabajadores y empresarios como adultos. Una buena legislación laboral es mejor para el empresario pero también es mejor para el trabajador”. Con estas declaraciones deja de manifiesto su política a favor de los empresarios y su constante búsqueda de ataques a los trabajadores dando cierre de paritarias a la baja. En este sentido, nuestro compañero y Secretario General del SUTE, Sebastián Henríquez, se refirió al tema en diálogo con la radio de El Ciudadano y dijo “Cornejo quiere transformar a Mendoza en la China de Argentina”. Su afirmación pone en evidencia que el gobernador quiere convertir a la provincia en la fábrica de mano de obra barata nacional.

Los cañones del gobierno patronal apuntan al SUTE

En la provincia, el radical, sigue avanzando sobre los y las trabajadoras de la educación. En esta ocasión el gobierno lo hizo con dos claros ataques al sector. Por un lado, la Suprema Corte de Justicia declaró al ítem aula como constitucional. Y por otro lado, la Dirección General de Escuelas (DGE), quiso intervenir las Juntas Calificadoras y de Disciplina de todos los niveles educativos. Ambos ataques ponen en evidencia que el SUTE significa el primer enemigo del gobierno y que, a su vez, representan una amenaza para el mismo.

Ambas medidas tuvieron respuesta en la acción por parte del gremio de los y las trabajadoras de la educación. Por el ítem aula se convocó inmediatamente a una concentración en repudio al fallo unánime y dejando de manifiesto que su constitucionalidad significa legalizar, a costa de la salud de los y las trabajadoras de la educación, un “premio” extorsivo que cubre los baches salariales que debería cubrir el gobierno con paritarias que solventen el alto índice inflacionario. En cuanto al intento de intervención de las Juntas de Disciplina y Calificadoras es importante destacar que el gobierno lo hizo desconociendo el convenio colectivo de trabajo que, además, fue ratificado por ley. Frente a tal amenaza fue determinante la acción y resistencia sostenida tanto por los miembros sindicales en Junta, como por los secretariados departamentales y provincia, que impidieron que se retiraran los expedientes del lugar.

A este panorama, se suma la resolución firmada por el ministro nacional de trabajo, Jorge Triaca, que desconoce el triunfo del FURS en la seccional Guaymallén del SUTE. Dicha resolución obedece a una jugarreta de la burocracia Azul-naranja, que en lugar de reconocer la voluntad de las bases prefiere abrir las puertas del sindicato a la intervención estatal. Una vez más, ante esta embestida el SUTE recuperado por sus trabajadoras y trabajadores resiste y organiza la defensa de la voluntad de voto de las/os compañeras/os de Guaymallén.

Si bien estamos frente a un panorama político hostil para los sectores que actualmente estamos en lucha en la provincia, siendo el SUTE quien ocupa el lugar protagonista, la resistencia y la capacidad de respuesta a los constantes ataques del gobierno es ejemplar.

Los/as trabajadores/as respondemos en las calles

La política de ajuste del gobierno nacional y provincial expresada en la reforma laboral, los tarifazos y la pérdida de valor en nuestros salarios, no nos pasa por el costado a los y las trabajadoras. Desde hace meses venimos resistiendo a la ofensiva de Cambiemos, organizándonos en nuestros sindicatos, barrios y lugares de estudio.

Ejemplares jornadas de lucha hemos tenido este año en la provincia, como la del 26 de Febrero bajo la consigna de #MásParaEducación, la del 8 de Marzo en la que miles de mujeres trabajadoras tomaron las calles o las múltiples concentraciones barriales en rechazo a los tarifazos. Experiencias organizativas y unitarias de tal calibre, son las que nos van a hacer inclinar la balanza a favor de nuestra clase. ¡Sigamos forjando la unidad de nuestro pueblo en las calles!

¡No a la reforma laboral!
¡No a los tarifazos!
#MásParaEducación

#Venceremos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresá tu comentario
Por favor, ingresá tu nombre aquí