Los trabajadores de la autopartista ubicada en el Parque Industrial de Burzaco, junto a sus familias y con el acompañamiento de trabajadores/as de otras fábricas y de organizaciones políticas y sociales, salieron  a la calle para seguir defendiendo su fuente  de trabajo. El pasado lunes, desde las cuatro de la madrugada, los trabajadores metalúrgicos de Stockl salieron a exigir una respuesta. En primer lugar del empresario Rodolfo Stockel, quien se borró de la fábrica y dejó a 130 familias en la calle, sin cobrar hace más de dos meses, sin aguinaldo, sin ART, ni obra social, situación que hace años atraviesan los trabajadores.
En segundo lugar los laburantes de Stockl piden respuesta urgente al gobierno, sea de la intendencia, provincia o nación, pero todos parecen no -o no querer- escuchar. Hoy los trabajadores de Stockl se encuentran rodeados únicamente de sus familias y de la solidaridad obrera y popular.
 
Como arrancó todo
Hace años los trabajadores están sometidos a  condiciones de trabajo deplorables, no tienen ART, ni obra social y -desde el año 2014-tampoco tienen aportes. El mal manejo de la empresa junto con la falta de inversión hizo perder trabajos importantes, se dejaban caer pedidos y esto ocasionaba escasez de trabajo, situación sobre la cual Rodolfo Stockl planteaba que “sobraba gente”.
Juan Rocha, delegado de Stockl, relata que durante el 2017 despidieron a 5 trabajadores, y se logró la reincorporación de 4 de ellos. Estos hechos fueron dándole experiencia al conjunto de los trabajadores y dejando saldos de organización entre ellos mismos. Con el pasar del tiempo fueron tomando conciencia de que la defensa de sus puestos de trabajo, de sus derechos, de su dignidad, estaba en sus manos, únicos protagonistas directos, junto a otros/as trabajadores/as de base y delegados/as combativos/as y antiburocráticos/as que luchan a diario.
Un saldo positivo de esta avanzada patronal es la organización por abajo de los trabajadores, el haber logrado un cuerpo de delgados con compañeros honestos y luchadores que se fueron curtiendo con el pasar del tiempo y hoy enfrentan junto a sus compañeros una batalla difícil frente al vaciamiento de empresarios parásitos como Rodolfo Stockl, con el aval de los distintos gobiernos, nacional, provincial y municipal.
En estos dos meses los compañeros en asamblea fueron tomando diferentes medidas: concentración y vigilia en la puerta, ocupación de las instalaciones para evitar q se lleven las máquinas, movilizaciones al ministerio y al gremio, cortes, festivales y fondo de lucha para recaudar algo de dinero. También se esta reclamando, por medio de marchas, que la seccional Avellaneda del gremio metalúrgico se ponga a la cabeza del conflicto y defienda con dignidad a los compañeros.
Ayer -en una visita fantasma- se acercaron a la fábrica la contadora de la empresa acompañada de representantes del Ministerio de Trabajo, ingresaron a la oficina de administración sin permitir la presencia de los trabajadores. Ante la exigencia de información de los compañeros, que siguen en una oscura incertidumbre,  expresaron que iban a retirar recibos de sueldo y documentación necesaria para realizar las liquidaciones a los obreros, y aconsejaron que podían intimar al dueño enviando un telegrama considerándose despedidos. Una vez más subestiman claramente al laburante, como si los trabajadores no supieran que eso significaría irse, bajar los brazos y no dar pelea.
Ante el silencio y falta de respuesta por parte de todas las partes involucradas, al día de hoy los compañeros de STOCKL convocan a una marcha al Municipio de Brown el próximo viernes a las 9 de la mañana desde la estación de Adrogué y el  sábado a las 19hs en Burzaco realizaran un corso solidario.
¡TODO EL APOYO A LOS TRABAJADORES Y FAMILIAS DE STOCKL!
¡NO MÁS FAMILIAS EN LA CALLE!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresá tu comentario
Por favor, ingresá tu nombre aquí